lunes, 8 de noviembre de 2010

PAN DE CENTENO Y SANTIDAD

Por suerte o por desgracia suelo oir bastantes tonterias en lo que a la Fé se refiere, pero ésta en concreto, por lo descabellada, resulta hasta curiosa.....
Dicen algunos "entendidos" que los éxtasis místicos se producían por el consumo de pan de centeno. En concreto por un hongo que se encuentra en dicha harina y que es el "claviceps purpúera" (cornezuelo).
El centeno contaminado por éste hongo es rico en "ácido lisérgico" (del que deriva también el LSD), y al consumirlo producía la enfermedad llamada "ergotismo".
En concreto refieren los "entendidos" éste hecho hablando de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz (ahí es nada, ambos no sólo Santos, si no también Doctores en la Iglesia)
Aclaraciones a tan descabellada idea:
1.- La enfermedad del ergotismo en la Edad Media fue habitual y las personas que la padecían normalmente morían al poco tiempo, y a los que sobrevivían, en la mayoría de los casos, había que amputarles brazos y piernas por que produce una vaso constriccción de los capilares que da lugar a necrosisis del tejido.
2.- La primera vez que Santa Teresa de Jesús vió a Cristo fue en 1542 y su primer "rapto" en 1558, falleciendo en 1582.
En lo que a sus grandes obras se refiere, todas escritas durante sus éxtasis, San Juan de la Cruz las comenzó en 1578, y falleció en 1591.
Nos encontramos, entonces, ante dos superviviencias muy elevadas para dicha enfermedad, y en esa época.
3.- Los éxtasis místicos no sólo se circunscriben a éstos dos santos, si no que están documentados en personas muy, muy cercanas a nuestro tiempo, análizadas no sólo por la medicina, si no también por la psiquiatría moderna.
4.- Curiosamente el ergotismo no es denominado enferemedad de Santa Teresa o de San Juan, si no que es conocido vulgarmente como "fuego de San Antonio", ya que era al Santo al que se le rezaba para que librara a la gente de esta peste. Es más, durante la edad media, donde ésta enfermedad llegó a alcanzar niveles de epidemia, los frailes de la Orden de San Antonio crearon numerosos hospitales donde se trataba exclusivamente ésta enfermedad.
5.- Si el LSD produjera éxtasis místicos todos seríamos yonkis, yo la primera

4 comentarios:

Bruce dijo...

Yo he oido a gente burlándose de nuestra fe diciendo que el LSD estaba en la Eucaristía.

Pobrecitos!

lourdes dijo...

Gracias sabe a veces es mejor estar loco por dios que dejarse llevar por los que otros puedan decir lo importante es lo que dios piensa de cada uno de nosotros que importa lo que diga las creaturas cuando se vive a Dios que el señor te bendiga y gracias unidas en oración

Kara dijo...

Que razón teneis los dos. El problema es que las falsas creencias alejan a las personas de Dios y las acercan a los "becerros", y nuestro deber es darles a conocer la verdad, por el bién de sus almas. Un abrazo a los dos ¡

Gran Visigoda dijo...

Esas cosas se han dicho siempre y no solo de la religión cristiana y no solo han "culpado" al cornezuelo de extasis y demás trances.
Hay toda una serie de hongos alucinogenos que son tratados como culpables de las elevaciones del espíritu.
Hablando del cornezuelo te indico un libro ilustrativo sobre el tema. "El camino a Eleusis" de Gordon Wasson y Alfred Hofmann que nos cuenta la relación entre el empleo del cornezuelo y la celebración de los misterios menores en la Atenas clásica.

Que digan lo que digan, para quien tiene fe no hacen falta explicaciones, sabemos que Dios todo lo puede y el misterio de su Amor es inconmensurable. Un abrazo