jueves, 25 de noviembre de 2010

LA GRANDEZA DE DIOS Y LA DEL HOMBRE

El padre Van Exem ayudó muchísimo a la Madre Teresa de Calcuta y a las Misioneras de la Caridad desde el comienzo hasta el final.
En su última carta a la Madre Teresa que se encontraba en el hospital en estado crítico, le recordaba el papel esencial de la Santísima Virgen en la última etapa de su viaje:

    "Querida Madre:
Mañana por la mañana diré la Santa Misa
1.- para que usted no tenga que ser operada
2.- para que usted pueda estar en China el 7 de Octubre de 1993
3.- para que el Señor me lleve a mí y no a usted si es Su Voluntad. Su Voluntad, no la mía
Yo estoy con usted y con las Hermanas, con todas ellas.
Existe un Calvario para cada cristiano. Para usted el camino al Calvario es largo, pero María se ha encontrado con usted en el camino. Usted no fué a lo alto de la colina, ésto es para después.
Adoro al Santísimo Sacramento que, estoy seguro, usted tiene en su habitación.
Rece por mí y por todos mis compañeros, especialemente por los compañeros de Jesús con los que estoy"

El Padre Van Exem falleció 4 días más tarde y la Madre Teresa se recuperó (el que tenga ojos.....)

Extractado de "Ven, sé mi Luz"

6 comentarios:

Elinge dijo...

Hola Kara:

(No hay peor ciego que el que....)
Rezaremos para que a pesar de la tozudez, ¡vean!


¡Me gusta mucho tu blog!

eligelavida dijo...

Cuando leí este libro por primera vez me pareció de lo mejor que se había escrito sobre Madre Teresa. Por fin algo que profundizaba en el misterio de su vida! Cómo no, los medios tergiversaron muchas cosas y comenzaron a decir que Madre Teresa no tenía fe y otras barbaridades semejantes. Lo cierto es que tuvo una vida apasionante y supo decir siempre sí al Señor.

lourdes dijo...

Gracias mil gracias

Angelo dijo...

Los que aman de verdad, se entienden a la perfección, saben lo que significa darse, y no cesan de hacerlo hasta la muerte.
Has escogido un testimonio muy hermoso.
Besos

Gran Visigoda dijo...

Cuando leí este libro hubo muchas cosas que me movieron por dentro, una de ellas fue precisamente el testimonio que hoy nos traes.Una gran prueba de amor.
Abrazos!

Kara dijo...

Hola elinge, encantada¡ Así es eligelavida, aprovecharon para criticar por que no entienden lo que es un noche oscura. Pero éstos testimonios de los santos nos ayudan mucho a los creyentes por que por cualquier situación que nosotros pasemos, ellos la han pasado antes, y como en este caso, multiplicada.
Ese es el sentido del amor, Angelo, darse totalmente, amar si medida a Dios y a todos.
Visi, a mí también es un libro que me ha movido muchas cosas.Es un testimonio de Fé absoluta.
Un beso a todos ¡