sábado, 1 de enero de 2011

ORACIÓN DE FÍN Y PRINCIPIO DE AÑO

Señor, Dios, dueño del tiempo y de la eternidad, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro.
Al terminar este año quiero darte gracias por todo aquello que recibí de TI.
Gracias por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol, por la alegría y el dolor, por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.
Te ofrezco cuanto hice en este año, el trabajo que pude realizar y las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir.
Te presento a las personas que a lo largo de estos meses amé, las amistades nuevas y los antiguos amores, los más cercanos a mí y los que estén más lejos, los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar, con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.
Pero también, Señor hoy quiero pedirte perdón, perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado.
Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho, y perdón por vivir sin entusiasmo.
También por la oración que poco a poco fui aplazando y que hasta ahora vengo a presentarte.
Por todos mis olvidos, descuidos y silencios nuevamente te pido perdón.
En los próximos días iniciaremos un nuevo año y detengo mi vida ante el nuevo calendario aún sin estrenar y te presento estos días que sólo TÚ sabes si llegaré a vivirlos.
Hoy te pido para mí y los míos la paz y la alegría, la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría.
Quiero vivir cada día con optimismo y bondad llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz.
Cierra Tú mis oídos a toda falsedad y mis labios a palabras mentirosas, egoístas, mordaces o hirientes.
Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno que mi espíritu se llene sólo de bendiciones y las derrame a mi paso.

(Fuente: Catholic.net)

10 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

¡Feliz inicio de década y año!
Que busquemos la santidad.
Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.
¡Felicidades a tí y a quienes te rodean!

Gran Visigoda dijo...

Preciosa entrada la que hoy traes querida Kara, la leo y releo y repito cada una de tus palabras contigo... Feliz año nuevo , que todo el este lleno de Dios.... Un abrazo!

Capuchino de Silos dijo...

"Hoy brillará una luz sobre nosotros, porque nos ha nacido el Señor; y es su nombre: Admirable, Dios, Príncipe de la paz, Padre perpetuo, y su reino no tendrá fin".

¡Feliz nuevo año 2011!

eligelavida dijo...

Feliz año nuevo!! Que celebremos de corazón este gran día de la maternidad divina de María como primer paso del 2011. Un abrazo!

lourdes dijo...

FELIZ Y NUEVO AÑO muy unidas en oración y abrazo en cristo jesús

El Ceremoniero dijo...

Que Dios te regale cosas llenas de su gracia.
y que este nuevo año Dios nos regale muchas oportunidades y sepamos aprovechar cada una de ellas...

Susana dijo...

Preciosa entrada!! Que Jesús te lleve en Sus Brazos en este nuevo año, y te regale todo Su Amor...besos!

lourdes dijo...

GRACIAS KARA

Angelo dijo...

Esta oración es preciosa. Me apetece rezarla varios días. Gracias wapisima

Bruce dijo...

CREENCIAS VS SUPERSTICIÓN:
Eso es exactamente lo que yo hice en el momento de las campanadas, nada de uvas de la "suerte".

Bendije la casa con agua bendita con una oración de la Iglesia, y consagré con una oración a toda mi familia al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María así como al Espíritu Santo, invoqué a todos mis santos de devoción, mi Ángel de la Guarda y San Miguel Arcángel, y recité las oraciones de liberación y desifestación derramando la sangre y el agua que brotó del corazón de Jesús.

Despedí el año con una misa y una buena confesión el día 31 y empecé el año el día 1 llevándome a mi familia a un santuario mariano donde asistimos a una misa, dimos gracias y nos consagramos para todo el año venidero.

Unos prefieren hacer ritos del tipo: apunto tres deseos en un papel y después de las campanadas lo quemo, si arde por completo se cumplirán y si no es que no...bla bla bla!, nosotros como católicos no hacemos esos ritos absurdos y supersticiosos.

Habiéndo leido los libros de Medjugorje y sabiendo lo que le gusta a la Virgen le escribí una carta, un folio por dos partes a la Virgen y se lo puse bajo su manto. No quemo nada, no tienen porquè ser tres deseos, Dios no pone límites, y se cumplirán los que Dios quiera que se cumplan ni más ni menos, no lo que diga una llama.
Un saludo.