miércoles, 26 de enero de 2011

MADRE, QUE NO NOS CANSEMOS

¡Madre Inmaculada! ¡Qué no nos cansemos! ¡Madre nuestra! ¡Una petición! ¡Que no nos cansemos!
Si, aunque el desaliento por el poco fruto o por la ingratitud nos asalte, aunque la flaqueza nos ablande, aunque el furor del enemigo nos persiga y nos calumnie, aunque nos falten el dinero y los auxilios humanos, aunque vinieran al suelo nuestras obras y tuviéramos que empezar de nuevo… ¡Madre querida!... ¡Que no nos cansemos!
Firmes, decididos, alentados, sonrientes siempre, con los ojos de la cara fijos en el prójimo y en sus necesidades, para socorrerlos, y con los ojos del alma fijos en el Corazón de Jesús que está en el Sagrario, ocupemos nuestro puesto, el que a cada uno nos ha señalado Dios.
¡Nada de volver la cara atrás!, ¡Nada de cruzarse de brazos!, ¡Nada de estériles lamentos! Mientras nos quede una gota de sangre que derramar, unas monedas que repartir, un poco de energía que gastar, una palabra que decir, un aliento de nuestro corazón, un poco de fuerza en nuestras manos o en nuestros pies, que puedan  servir para dar gloria a Él y a Ti y para hacer un poco de bien a nuestros hermanos… ¡Madre mía, por última vez! ¡Morir antes que cansarnos!

Nota de la autora: Tanto la oración como la foto me las ha pasado  Bruce (muchas gracias por todo). Ah, algún día hablaremos de los ojos de esa foto ¡¡¡ 

9 comentarios:

ARCENDO dijo...

¡Que MADRE más hermosa! pero, QUE BONITA ES...
Cuanto la quiero, y a tí por este post, y a BRUCE por pasarnos cosas tan bellas, y a todos los que pasais por aquí.
¡Si es que esta imagen, contagia AMOR!

ABRAZOS.

Bruce dijo...

Lo primero que me sale decir, es que me perdonéis si alguna vez os envío demasiados correos. Yo desde luego lo hago con todo mi amor y la mejor de las intenciones.
Hay cosas que me tocan el corazón y me gusta compartirlas.

Y en concreto hoy esa mirada, con esos ojos de mujer de rasgos croatas, esa dulzura, ese no saber si está triste a punto de llorar por tristeza o alegría...saber que la madre de Jesús y Nuestra debió de ser maravillosa, que fue el primer sagrario aquí en la tierra, que dio su sangre y alimentó a Jesús en su vientre, que lo amamantó, lo cuidó, sufrió lo suyo POR TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS!!!...Es que es muy fuerte.

Y por si fuera poco esa oración, que tiempo atrás encontré por ahí en la red trasteando y desde que la leí por primera vez me tocó el corazón y supe que iba a subir la moral a más de uno, en más de un momento, como lo hizo conmigo.

Bien, pues hoy tenemos la unión de ambas en el maravilloso blog de nuestra querida amiga Kara.

Que nuestra Madre esté siempre presente en nuestras vidas, y nos siga llevando a su hijo Jesús y como dice la oración no permitiendo que jamás desfallezcamos.

ALABADO SEA JESÚS Y MARÍA.

lourdes dijo...

Que puedo decir cuando la oración lo dice todo cuando realmente vive Dios en nosotros y maría nuestra madre nos sostiene lo que importa es seguir Gracias un avez más Kara y un Gracias tambien a Bruce por su detalle quue bueno es compartir riquezas unidas en oración un abrazo fuerte

Capuchino de Silos dijo...

Tu oración es un AMÉN.
Que nunca, Madre mía, me acostumbre a rezarte, a mirarte y a besate.

Gracias Kara, eres un amorcito tierno como un melocotón en almíbar.¡Que contenta tiene que estar Nuestra Señora contigo.

Besos pata todos.

Rafael dijo...

Leí en su día una anécdota de San Francisco de Asís que venía a decir: "nunca es suficiente". No me acuerdo de cuál era. Si la encuentro, porque me suena que no la vi en Internet, te la hago llegar.

Un abrazo.

icue dijo...

Que bien lo explicas:
¡Nada de volver la cara atrás!, ¡Nada de cruzarse de brazos!, ¡Nada de estériles lamentos! Mientras nos quede una gota de sangre que derramar, unas monedas que repartir, un poco de energía que gastar, una palabra que decir, un aliento de nuestro corazón, un poco de fuerza en nuestras manos o en nuestros pies, que puedan servir para dar gloria a Él y a Ti y para hacer un poco de bien a nuestros hermanos… ¡Madre mía, por última vez! ¡Morir antes que cansarnos!
Me gustará oirte sobre esos ojos.
Con todo cariño

lourdes dijo...

Cuando vivimos confiado en la mano de María todo es posible gracias Kara por tu sencillez unidas en oración y un abrazo

Militos dijo...

La oración y la imagen son preciosas, mueven el alma y dejan como una insatisfación, un deseo de infinito que no se llena con nada.
Este Bruce es grande,como un surtidor de ideas para los blogs.
Me encantó leerlo en el tuyo, Kara
Un beso grande

Hermanas Misioneras de la Eucaristia dijo...

LA ORACION ES HERMOSA, Y LA ESCRIBIO UN OBISPO LLAMADO MANUEL GONZALEZ GARCIA EN EL AÑO 1908 EN LA CIUDAD DE HUELVA Y ESTA DEDICADA A LA VIRGEN DE LA CINTA, CUANDO EL ESTABA PASANDO POR MOMENTO DE DIFICULTAD. EL FUE PARROCO EN HUELVA Y EN EL 1916 FUE NOMBRADO OBISPO DE MALAGA. HIZO MUCHAS MAS ORACIONES. SERIA JUSTO PONER QUIEN ES EL AUTOR Y ES EL, YO PERTENEZCO A LA CONGRAGACION QUE EL FUNDO DE LAS MISIONERAS EUCARISTICAS Y EL ES AUTOR DE ESA ORACION, GRACIAS POR HACERLE PROPAGANDA PERO PONGAMOS SU NOMBRE, GRACIAS!!!