viernes, 17 de diciembre de 2010

"EL CRISTO DE LOS MILAGROS"

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh buen Jesús¡, óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me separe de Tí.
Del maligno enemigo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame.
Y mándame ir a Tí, para que con tus santos te alabe, por los siglos de los siglos
AMÉN.

(Este Cristo se encuentra en la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, en la Capilla de San Juan Bautista)

9 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

Esta preciosísima oración es de San Ignacio de Loyola y la rezo a diario desde que era pequeña.

Muchas gracias. Un beso

Bruce dijo...

Esta oración me gusta rezarla a diario. Muy recomendada para la protección de las influencias malignas exteriores.
Un saludo!

LAHDDEC dijo...

En esta oracion veo a mi madre repitiendola conmigo despues de comulgar, tan cerca de mi estaba que me llegaba el olor de su carmin, asi ...bajito bajito yo contestaba: santificamé...salvamé..
Y aún sigo aunque ella se fue ya al cielo, lo he repettido con mis hijos, es una oracion preciosa y muy personal para mi, gracias
saludos!

Gran Visigoda dijo...

Me pasa como a LAHDDEC leer esta oración es acordarme de cuando niña la rezaba junto a mi madre.
Un abrazo!

lourdes dijo...

gracias esta oración es la que le digo al Señor cuando le recibo en la eucaristía cuando ÉL entra en mi yse hace parte de mi gracias unidas en oración y un buen fin de semana

Angelo dijo...

Cuando se reza con el corazón después de recibir al Señor, esta oración te llena de una gran consuelo y alegría. Gracias por la imagen.
Un beso y Feliz domingo

Mayte dijo...

GRACIAS POR LA ORACIÓN KARA.
DIOS TE BENDIGA!!

Militos dijo...

El Cristo es magnífico y con la oración, que es maravillosa, me pasa lo mismo que a las anteriores comentaristas, desde niña la rezo después de cada Comunión. Creo que es imprescindible para estar bien preparada a vivir y a morir.
Haces muy bien en publicarla, pues la mayoría de estas oraciones de siempre se están olvidando.

Aprovecho para desearte ya una
MUY FELIZ NAVIDAD, con todos los tuyos.
Que el Niño os llene de bendiciones.
Un beso con mi cariño

El Ceremoniero dijo...

Hermosa oración...
Comúnmente la rezo después de comulgar. Dios te cuide.