jueves, 21 de octubre de 2010

NUESTRA SEÑORA DEL PERPÉTUO SOCORRO

Una vez más, me veo en la obligación de hacer un alto en la vida de su Santidad, debido a asuntos más mundanos.
Y es que, como al parecer para Ministra de Sanidad vale cualquiera, no estaría de más que nos encomendaramos a la Patrona de los médicos.........Nuestra Señora del Perpétuo Socorro.

"¡Santísima Virgen María, que para inspirarme confianza habéis querido llamaros Madre del Perpetuo Socorro! Yo os suplico me socorráis en todo tiempo y en todo lugar; en mis tentaciones, después de mis caídas, en mis dificultades, en todas las miserias de la vida y, sobre todo, en el trance de la muerte. Concédeme, ¡oh amorosa Madre!, el pensamiento y la costumbre de recurrir siempre a Vos; porque estoy cierto de que, si soy fiel en invocaros, Vos seréis fiel en socorrerme. Alcanzadme, pues, la gracia de acudir a Vos sin cesar con la confianza de un hijo, a fin de que obtenga vuestro perpetuo socorro y la perseverancia final. Bendecidme y rogad por mí ahora y en la hora de mi muerte. Así sea.
¡Oh Madre del Perpetuo Socorro! Rogad a Jesús por mí, y salvadme."

3 comentarios:

ARCENDO dijo...

Preciosa advocación a la que tengo gran cariño, agradecido por traerla. ABRAZOS.

Bruce dijo...

Mi parroquia más cercana a mi casa tiene esta advocación así que todos los días miro este precioso cuadro.

Gran Visigoda dijo...

Siempre le he tenido devoción a esta advocación Mariana.Un abrazo!